Juro que no es esnobismo

Salir con la mochila; esa forma tan práctica de empacar una vida, de moverla de aquí para allá con cierto esmero innecesario, de ponértela con orgullo y sudarla como se debe sudar. No estoy hablando de viajar. Estoy hablando de cargar. De saber que la materia no es tan inútil como prometen los gurús del vivir […]

No hope in the air

Entré aquí casi diría que por error. WordPress me informa que hoy cumplo cuatro con ellos. No sé qué pensar al respecto. No sé qué pensar sobre nada. La apatía es más fuerte que mis ganas de entender a qué se refieren cuando hablan de sociedad, individuo o maldad; esos son conceptos que no son […]

Guiños (Cartas Rotas II)

Hay semanas infinitas, viernes infinitos, cafés infinitos, promesas infinitas. Y si bien los absolutos siempre terminan por marearme hasta hacerme vomitar, de vez en cuando será, supongo, recomendable dejarse llevar un poco por la mano turbia del destino: semánticamente tan parecido al infinito que uno acaba por rendirse. En el otro extremo tenemos, para variar, […]

Otro Blog Genuino

No sé qué ondas con esto de tener blog. Digo, este es el segundo que he creado en mi vida (el primero fue un chiste que espero que nadie recuerde), y todavía no sé de qué se trata esto. Supongo que es mi culpa por no haberle dado una identidad desde el principio o algo […]

Quebrantos

De cuando procrastinar deja de ser divertido y comienza a dolerte en la vida y en el alma. De cuando el ciclo en la universidad comienza a terminar, pero se rehúsa a irse sin dar batalla. De cuando uno invariablemente termina cuestionándose el futuro, la carrera, la vida, la fe, la ideología y la existencia […]

Cartas rotas (I)

Uno tiene en la vida sus placeres, sus delirios, sus pendejadas, sus propias formas de elegir las sombras; sus propias formas de tomar café. Uno tiene, además, sus contextos; sus respuestas sin preguntas; algunas veces, por qué no, uno hasta tiene sus felicidades muy personales, muy egoístas. Y pues verá, uno tiene que hacer algo […]

Sábado de Gloria Proletaria

«Hace unos cien años, en Rusia, los marxistas perseguidos comenzaron a reunirse en secreto en pequeños círculos para estudiar El Manifiesto de Marx; simplificaron el contenido de esta sencilla ideología para difundirla a nuevos círculos cuyos miembros, simplificando aún más esta simplificación de lo sencillo, lo transmitieron a otros y éstos a otros, de modo […]