El Universo Panamericano

Hay lunes como este: tan largos que no admiten metáfora ni símiles; tan pesados que no lo aguanta ningún adjetivo, aunque existe la tentación latente de llamarlos mierda.

No es en balde un cliché: el sistema aprieta con más fuerzas en días como este (el que sea lunes es mera coincidencia) y se vuelve un tormento que no alivia el tiempo. ¿Cuánto tiempo hay que soportar para comenzar a vivir lo que uno desea vivir?

El personaje principal de Solienoide  de Mircea Cărtărescu (el libro que me tiene atrapado en estos días) me ha despertado ese profundo pesar respecto al tiempo y los sueños y las ganas ridículas de darle significado a esta existencia que, seguramente, es solo un experimento atroz del Universo.

Pero luego el milagro moderno ocurre: una guitarra, una letra inasible y la sospecha repentina de que sigo vivo.

Como dice Andrés Caicedo:

 La música es también, recobrado, el tiempo que yo pierdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s