Bullying, literatura y Hard Rock en el tercermundo

Escribí otra reseña:

Grafomaniacos

Ser adolescente es una patada en los huevos. Ser adolescente en un país de Centroamérica es directamente una castración, ahora imagínense serlo en uno de los países más violentos del mundo. Como en casi todo, lo que hace más catastrófica esa etapa de la vida es la pobreza, ya no solo material, sino además espiritual; y con espiritual me refiero a cultural.

Desde siempre se nos enseña el odio a las diferencias, la necesidad constante de cagarse en la vida de quien piensa, viste o habla distinto nos lo han transmitido nuestros padres de generación en generación. Es nuestro verdadero dogma de fe. Ahora le llamamos a eso bullying, pero hace unos años no sabíamos que ese odio manifiesto tuviera nombre.

Pero en un país como El Salvador, hablar de bullying es casi estúpido. Sí, siempre hay problemas más urgentes. Este problema suena tan amenazante frente a la cifra diaria de…

Ver la entrada original 776 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s