¿Por qué nadie roba libros?

Tenía sobre la mesa:

2 novelas de Roberto Bolaño.

3 de Juan Carlos Onetti.

El nombre de la rosa de ya saben quién.

Una edición resquebrajada de Por quién doblan las campanas del viejo Ernest.

El último libro de Houellebecq.

Una novelita de César Aira.

Un gordo ensayo de Matilde Elena López sobre el arte o algo así.

Un libro usado de Thomas Mann.

El Otoño del Patriarca del colombiano.

La Fiesta del Chivo del peruano.

En busca del Klingsor de un mexicano que solo su mamá conoce.

Tres libros con nombres raros de Kundera.

Otro cargado con malísimos sonetos de Sabina.

El primer libro de El Señor de los Anillos.

Sistema grupo y poder del jesuita asesinado.

La rebelión en la granja de Orwell.

La última novela de Harper Lee.

Y las obras completas de Chico Gavidia.

El pobre desgraciado que se metió a robar prefirió llevarse un bote de perfume a medio quemar y un pantalón viejo que a todos nos daba lástima.

¿Por qué putas a nadie se le ocurre robar libros?

Anuncios

4 comentarios sobre “¿Por qué nadie roba libros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s