No hope in the air

Entré aquí casi diría que por error. WordPress me informa que hoy cumplo cuatro con ellos. No sé qué pensar al respecto.

No sé qué pensar sobre nada.

La apatía es más fuerte que mis ganas de entender a qué se refieren cuando hablan de sociedad, individuo o maldad; esos son conceptos que no son prácticos, que no sirven más que para impresionar a los que se dejan impresionar. Yo ya sabía que algo no andaba bien, pero últimamente sospecho que nada anda bien. Nada.

Quisiera decirles en la cara a todos que no me escuchen, que no me vean, que no me reconozcan. Quisiera decirles a todos que no me crean nada, sobre todo cuando les digo que la literatura es mi pasión y que escribir es mi salvación. Quisiera contarles que no existe salvación: solo escasos subterfugios. Pero quizás también en eso me equivoque.

La pose es siempre más fuerte que los gritos, supongo. Los prejuicios son más necesarios de lo que parecen.

Creo que tengo anemia en el alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s