Vocaciones equívocas

Un día el sistema educativo obsoleto de mi país va a ceder al paso del tiempo y se va a desmoronar por completo. Los pobres diablos que estén al mando en ese momento se van a encontrar con una crisis de proporciones apocalípticas y de ellos dependerá que de ese caos nazca una mejor forma de estructurar los parámetros y premisas bajo las cuales serán educadas las futuras generaciones. Del caos, el progreso. Porque la humanidad nunca ha dejado de ser ese primate involucionado que necesita golpearse hasta casi morir para aprender una lección, especialmente nosotros los culomundistas.

Mientras tanto, ese ejército de jóvenes más o menos brillantes, al que con vergüenza admito pertenecer, continuaremos sintiendo ese malestar en el estómago cada vez que recordemos que, sin importar lo que querramos, nuestra auténtica vocación estará, por siempre, convenientemente proscrita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s