Deicidio (Maltripeándolo II)

“Dios en calzoncillos de lana, largos,

en la juventud del otoño”

-Roque Dalton.

En otoño florecemos los melancólicos

los casi culpables del tedio

los verdugos insensatos de cordura

y buenas costumbres

en otoño lucimos de galas taciturnas

vestidos de cuaresmas

y soñolientas edades

También nacemos los ilusos

los ingrávidos enfermizos

los olvidados próceres del mal

retoños inequívocos

de la era que se cierne

en la juventud del otoño

se parten los insolventes los

casi-siempre-indeseables

los por siempre mal nacidos

también caducan las trincheras y

abortamos sacramentos

los custodios de su tiempo

en el otoño moribundo

crucificamos al futuro

mientras ingenuos como somos

creímosle palabra al enemigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s