Manifiesto Moribundo

Para escribir poesía prefiero el artesanal  trazo del lápiz, sobreponiéndose inmisericorde  al papel impávido; me decanto por la fricción y el roce del espíritu de la metáfora sobre la monotonía absoluta y necesaria de la hoja en blanco.

Para todo lo demás, me es imperativa la deshumanización y el divorcio con estas convenciones;  someterme a la nueva dictadura de los sucios pixeles, la pantalla artificial y el auténtico todopoderío de la tecla de borrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s