Excusas para no estudiar (II)

Estoy convencido que el trabajo de los poetas es, precisamente, encontrar la combinación de palabras adecuadas, que le permita entrever al resto de mortales esa ventana lúcida e impostergable de los más absurdos absolutos (partiendo del supuesto que todos los absolutos son absurdos): el universo, la eternidad, el amor, dios, la consciencia, la cotidianidad y la injusticia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s