Clasismo Musical

Ustedes quédense con sus reguetones, con sus parásitos pitbulenses, con sus malas imitaciones de artistas y con sus pésimos gustos melodioso y líricos. Quédense con la ilusión eterna de que lo divino y la música son cosas distintas. Y sobre todo, quédense con sus estereotipos y sus concepciones prefabricadas de la belleza.

Yo me quedo con el arte subjetivo de las letras con significados, de las melodías bien pensadas y mejor ejecutadas.

Ustedes reproduzcan, altaneros, a sus Chinos y Nachos. Mientras yo le doy volumen al Flaco Spinetta y los observo con infinita condescendencia.

Pobres ustedes, ¿quién se va a apiadar de los malos gustos de su alma?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s