Jueves

Un inclemente sol; manifestaciones por todo Sívar; tráficos absurdamente pesados; embajadas estadounidenses; gringos mirándome con recelo; desayunos tomados a la carrera; cafés amargos; regaños, filas, bancos, cajeras incompetentes; vigilantes pedantes; vientos de octubre; conversaciones incómodas con desconocidos; almuerzos que nunca llegan; descansos que no existen.
Un ingrato itinerario para un jueves que a penas inicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s