El de las 5

Me gusta el café a cualquier hora, excepto al mediodía por el calor casi infernal que se produce en estas latitudes; pero el café de las 5 tiene ese noséqué que lo hace especial.
Es ese momento en el que uno evalúa el nivel de productividad que se gestó durante el día, y se planifica más detenidamente lo que queda de éste. Nunca falla.

Quizás el café de las 5 me guste por eso: por concienzudo e infalibe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s