Redescubriendo

Todo comenzó este sábado recién pasado cuando, sin planearlo, encontré -a un precio muy bajo-  “Taberna y Otros Lugares” de Roque Dalton. Uno de los libros más representativos del poeta y, por qué no, de este país.

Para ser sincero nunca había tenido la oportunidad de leer a Dalton en un libro impreso. Hasta ahora me doy cuenta cuán poco sabía de la literatura de uno de los mayores intelectuales que este país ha conocido.

Ahora me arrepiento de no haberlo comenzado a leer antes.

Su poesía es una constante expresión coloquial de su descontento político, social y cultural, sin que esto suponga, jamás, la pérdida de las sutilezas y esmerados versos. Me recuerda, en cierta medida, a la poesía de Benedetti: cargada de un cinismo y una suerte de burla hacia todo lo establecido que la vuelven bella y espontánea. Natural, se podría decir.

Redescubrí la poesía, y con ello me estoy redescubriendo a mi mismo.

El poeta guatemalteco Luis Cardoza y Aragón lo describió mejor: “la poesía es la única prueba concreta de la existencia del hombre”.

¡Quién lo diría! Existo, a pesar de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s