El miércoles

Lo único peor que levantarme sabiéndome en semana de parciales es levantarme sin ganas de nada.

No sé si la desgana es propia de la juventud, de los tiempos convulsionados que vivimos o del carácter de cada quien. Pero sí sé que somos muchos los que nos despertamos (casi) todas las mañana con ella.

Y como si el universo conspirara en mi contra (¡JA!) hoy me encontré con un interesante artículo de los famosos  “NiNi’s”, y aunque es una nota mexicana, aplica de maravilla para nosotros los salvadoreños.

No, no soy un nini. Pero a veces siento como que si lo fuera; a pesar de que sí asisto a clases, y -aunque no recibo un salario- tengo un trabajo genial en la radio de mi universidad.

Es una sensación extrañamente contradictoria.

Resignación, es la palabra venía buscando desde que me desperté.

Un cafecito mañanero, y salud por la maldita  resignación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s